Home Zonas Típicas Chile Austral
Zonas Típicas Chile Austral
Caleta Tortel PDF Imprimir E-mail
Escrito por Fundación Patrimonio Nuestro   
Sábado, 29 de Mayo de 2010 22:16

Caleta Tortel >> Sobre la piel del ciprés

La Caleta Tortel se emplaza en una ensenada
del delta del río Baker, donde éste entrega
sus aguas a los canales y archipiélagos australes
de la Región de Aysén en un rincón de
la Patagonia coronado por las montañas y
glaciares de los campos de hielo que la custodian
por el norte y por el sur.

Zona Típica:
Decreto Exento
Nº 282 23.05.2001
Región:
Aysén del General Carlos Ibánez del Campo
Provincia:
Capitán Prat
Comuna:
Tortel

Tortel es un ejemplo de emprendimiento, iniciativa
y capacidad adaptativa de los colonos que vinieron
principalmente de Chiloé y de los valles interiores y
pampas de la Patagonia. Su origen, a comienzos de
la década de 1950, está vinculado a la explotación,
acopio y embarque del ciprés de las Guaytecas además
de ser un nexo con los asentamientos al interior
del río Baker.

Debido a las características del lugar,
que tiene una topografía de múltiples
relieves, una profusa vegetación, con
frecuentes lluvias y un suelo saturado
de agua, los primeros habitantes continuaron
con la antigua tradición chilota
de colocar sobre la tierra, el agua y las
rocas, troncos de cipreses para facilitar
el desplazamiento, minimizando así el
impacto sobre un suelo de muy poca
profundidad y que puede escurrirse
muy fácilmente al cortar la vegetación
de las pendientes. Esta técnica es conocida
como el “envarilado”.

Posteriormente, los habitantes de
Tortel fueron construyendo sobre estos
caminos de cipreses, pasarelas,
escaleras, barandas, con el objeto de
conectar todas las viviendas y lugares
públicos de la caleta, articulando
todo el borde costero con el interior.
Se construyó así un pueblo sin calles
aunque con una conectividad íntima a
través de vías que integran los hogares,
el puerto, los lugares de trabajo y
de encuentro de sus habitantes. Tortel
se encuentra muy próximo a Bajo
Pisagua, lugar donde tuvo su asentamiento
uno de los campamentos de la
Sociedad Explotadora del Baker, entre
1904 y 1908.

Sus trabajadores murieron en forma
masiva en extrañas circunstancias,
siendo enterrados en una isla cercana
que hoy se conoce como Isla de los
Muertos y que es Monumento Histórico.